Cómo salvar un celular mojado?


Cada vez son más las situaciones que pueden terminar con tu smartphone en el agua (la playa, la piscina). Pero antes de correr al local de reparaciones más cercano o hacer algo que empeore la situación, es necesario descartar algunos mitos y fiarse de otros. Por ejemplo, usar el arroz como secante puede funcionar, pero hay expertos que sostienen que el almidón podría afectar el aparato. Para sustituir este método casero (y mejorarlo), existen algunos productos que incluso se pueden encargar online:

Las situaciones en las que un celular puede terminar mojado -o más bien empapado- son muchísimas y las más comunes parecen ser el olvido , el descuido o la omnipresencia.

Lo que puede hacer: secarlo con una toalla o papel absorbente. Lo que no debe hacer: secarlo con un secador o dentro de un horno microondas.

¿Cuál es la opción más segura? Los llamados secantes naturales permiten recuperar con menos riesgo un celular mojado. Si no los consigue en su comercio de confianza, los puede encargar por Internet e incluso recurrir a un método casero y barato. Para prevenir antes que curar lo ideal es tener alguno de estos kits o sistemas en su poder antes de que le ocurra el accidente.

Bheestie Bag:

Esta bolsa de plástico contiene productos secantes capaces de extraer del teléfono hasta siete veces más humedad que el arroz, según la empresa. En teoría, surte efecto en 24 horas. Disponible en dos tamaños: celular y tableta.

Dry all:

No en vano la empresa promociona este producto con la imagen de primeros auxilios. Se trata de un “kit de emergencia” para el smartphone que actúa en seis horas, según sus fabricantes. Se puede comprar online a entre US$ 10 y US$ 25.

DryBox:

El invento consiste en una caja hermética donde se puede meter el celular para secarlo “a nivel molecular”, dice la compañía estadounidense. El producto no se puede comprar, sino que es necesario llevar el teléfono a los lugares que presten el servicio.

Gel de sílice:

No es necesario encargarlo por internet sino que viene en bolsitas junto con los zapatos o ropa nueva, por ejemplo. Conservar estas bolsas “antihumedad” en un recipiente hermético para poder recurrir es otra solución casera.a ellas cuando sea necesario.

Tomado de America Economia Techno!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *